Aumenta el interés comercial por los posos de café a medida que se descubren nuevas propiedades

por | 6 julio, 2016

Se conocía la utilidad de los posos del café como abono para las plantas, sus cualidades cosméticaas, como repelentes de insectos, neutralizador de olores, reparador de muebles de madera, o destascador,  pero desde que recientemente científicos de la Universidad de Navarra descubrieran sus cualidades antioxidantes el interés por los posos de café se ha disparado.

Las grandes compañías han empezado a echar cuentas: cada año se generan 20 millones de toneladas de poso de café en el mundo, un  volumen de material orgánico nada desdeñable, y más a medida que se descubren nuevas cualidades como antioxidante y nutriente.

Además, el tipo de cafeteras que se está empleando en hogares, cafeterías y restaurantes propicia que se acumulen antioidantes en los residuos que hasta ahora se empleaban principalmente como fertilizantes agrícolas, aunque la mayor parte acababa en el vertedero. Pero los últimos descubrimientos han hecho aumentar el interés comercial por este producto, sobre todo como suplementos dietéticos.

Y si en el ámbito doméstico estamos concienciados con la reutilización, estas son algunas de las utilidades de los posos de café:

los posos de café actúan como abrasivos contra la grasa y además de desatascar, limpian, eliminan malos olores, puesto que el olor del café es más fuerte que otros olores.

insecticida sustituto de productos químicos,

fertilizantes caseros,

aromatizador de postres, e incluso cicatrizador de heridas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.