Los españoles realizan 17 compras por internet al año

por | 8 marzo, 2017

España se sitúa como el cuarto país europeo que más compra ‘online’ por detrás de Reino Unido, Italia y Polonia, ya que realiza una media de 17 adquisiciones por persona y año por Internet, según el ‘e-Shopper Barometer’, realizado DPDgroup, una de las mayores redes internacionales de transporte a la que pertenece Seur.

En concreto, el informe muestra que una de cada diez compras en Europa se realiza ya de forma ‘online’, lo que confirma que el ‘e-commerce’ crece a un ritmo muy rápido y se ha convertido en una de las actividades económicas más importantes a nivel mundial.

De esta forma, el 9,6% de las compras totales que se realizan en Europa utilizan Internet como canal y los responsables del 85% de estas compras ‘online’ son los ‘heavy users’ o grandes compradores, una proporción que se mantiene casi igual en todos los países europeos. Aunque el número de compras de estos usuarios varía según el volumen de compra de cada país, en España, los grandes consumidores acuden al canal ‘online’ una media de 43 veces por año.

Respecto a las categorías que dominan las compras vía Internet ocupa el primer lugar la moda, con una cuota que alcanza el 20% del total de adquisiciones realizadas en este sector. El 48% de los encuestados confesó haber comprado ropa en el último año, un porcentaje que se eleva hasta el 56% en el caso de los millenials.

En España se mantiene esta tendencia al alza, ya que el 50% de los compradores ‘online’ adquirieron algún producto de moda en 2016, lo que supone el 19% de las ventas totales del sector en el mercado nacional. Por detrás de la moda, el 44% de los compradores españoles adquirieron electrónica y la tecnología, y el 42% libros.

Productos de gran consumo

Pero no sólo moda y tecnología se adquiere por internet. Leche, higiene del hogar y bebidas son las categorías más vendidas ‘online’ de productos de gran consumo, según el informe realizado por la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), y la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid.

En concreto, los productos más adquiridos por Internet son la leche, los productos lácteos y los relacionados con la higiene del hogar, con más del 70%, seguidas de embutidos y cervezas (60%), y vinos y otras bebidas alcohólicas (46%).

El estudio pone de manifiesto que los productos frescos como las carnes, los pescados y las frutas y verduras son los menos adquiridos, ya que sólo los compran entre el 14% y el 24% de los clientes.

De esta forma, los consumidores a la hora de llenar su cesta de la compra por Internet se inclinan menos por los productos frescos y la mayoría complementa la compra electrónica con la física.

La radiografía de la compra ‘online’ de productos de gran consumo arroja datos como que los consumidores que compran físicamente realizan más actos de compra al mes, que el sistema de entrega elegido por el 97% de los compradores es a domicilio y que los usuarios online tienen entre 30 y 50 años.

Los resultados constatan que la adquisición electrónica de productos de gran consumo crece, pero lo hace a un ritmo menor que otro tipo de categorías, como pueden ser viajes, moda o productos electrónicos.

Los encuestados han señalado que la principal motivación para hacer la compra ‘online’ de productos de gran consumo es la conveniencia, es decir, el deseo de maximizar la eficiencia en el acto de compra en aspectos como el ahorro de tiempo o la planificación de la misma.

De cara al futuro, los datos del estudio muestran que el ‘e-commerce’ continuará creciendo aunque más lentamente que otros sectores ante la alta eficiencia y competitividad que presenta el comercio físico. De esta forma, las tiendas, lejos de desaparecer, seguirán creciendo en el mercado.

El smartphone gana terreno

Por otro lado, los ordenadores, tanto portátiles como de sobremesa, siguen siendo el dispositivo preferido por los europeos para realizar sus compras por Internet. El portátil es el favorito para el 63%, dato que se eleva hasta el 70% en el caso de los millenials, mientras que el ‘smartphone’ está ganando terreno, sobre todo entre los grandes compradores (46%) y los millenials, de los que un 49% ya optan por este dispositivo.

El estudio muestra que el método de pago es el aspecto que más diferencias presenta entre los distintos países europeos. Los tres principales métodos de pago usados en Europa son los monederos digitales como Paypal o Alipay, las tarjetas de crédito y débito, y las transferencias bancarias.

Así, en Europa Occidental prefieren pagar sus compras ‘online’ con tarjetas de crédito o débito, mientras que en el Este, el método preferido es el pago contra reembolso. En España, el 57% de los compradores por Internet eligen sistemas como Paypal a la hora de hacer sus pagos.

Respecto a dónde y cómo los consumidores quieren recibir sus pedidos, el domicilio es la opción preferida por la mayoría de los ‘e-shoppers’ en toda Europa, en concreto por el 84%. Sin embargo, existen otras formas de recogida de envíos que están tomando cada vez más importancia y que las tiendas ‘online’ deben ofrecer a sus clientes para adaptarse a sus necesidades y ritmos de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.